Saltar al contenido principal
Coronavirus

Dosis de la vacuna COVID-19 se venden en la ‘dark web’

Dosis falsas de vacunas contra la COVID-19 se venden en la “dark web” advierte la policía europea, Europol.
Dosis falsas de vacunas contra la COVID-19 se venden en la “dark web” advierte la policía europea, Europol. Getty Images
Texto por: RFI
3 min

Los ciberdelincuentes venden productos falsificados, incluidas las vacunas COVID-19, en la “dark web” o internet oscura, las plataformas clandestinas no indexadas por los motores de búsqueda.

Anuncios

Por Dominique Desaunay.

La “dark web”, en donde a menudo se realiza comercio ilegal de armas o drogas, está aprovechando los miedos y ansiedades en este período de crisis sanitaria para multiplicar las plataformas de venta en línea que ofrecen vacunas contra la COVID-19.

Ya en noviembre de 2020, antes de que se pusieran en circulación las primeras dosis de vacunas administradas por las autoridades sanitarias, muchos sitios de la “dark web” ofrecían "estas dosis falsificadas".

Decenas de estos sitios fueron registrados y algunos desmantelados, según advirtió a finales de 2020 la agencia de policía europea Europol. Sin embargo, las estafas relacionadas con estas dosis de vacunas falsas han vuelto a aumentar, según el organismo, que ahora recomienda la máxima precaución a los usuarios de Internet que tengan la intención de adquirir estos productos farmacéuticos falsificados, cuyo uso es perjudicial para la salud.

Precios según la cara del cliente

Algunos usuarios de Internet estarían dispuestos a pagar enormes sumas de dinero para ser vacunados primero. El precio de estas dosis falsificadas, empieza en unos 200 euros y pueden alcanzar un poco más de 800 euros. Un fenómeno preocupante que crece con el temor a la escasez de vacunas si los laboratorios no pueden producirlas en cantidades suficientes.

Pero el precio se decide de acuerdo al cliente, y al apetito financiero de los estafadores en línea. Las transacciones son imposibles de rastrear, ya que el pago de los productos casi siempre se realiza con criptomonedas, como Bitcoin.

Además, la “dark web”  representa un peligro porque los usuarios pueden quedar expuestos a la piratería, permitiendo a los ciberdelincuentes robar los datos personales para acceder fácilmente a las cuentas bancarias.

Ventas rápidas para evadir a las autoridades

Los creadores de estos sitios fraudulentos están bien organizados para evadir a las autoridades. La mayoría de las veces, los falsificadores hacen ventas rápidas, dejando sus sitios en línea sólo por un día para evitar ser detectados.

Para atraer potenciales clientes, algunos ciberdelincuentes se presentan como representantes de un instituto de investigación con recursos para poder enviar dosis a cualquier parte del mundo. Para ganar legitimidad, sus sitios suelen mostrar los logotipos de verdaderas empresas farmacéuticas y a veces los de la Organización Mundial de la Salud.

La publicidad para promover sus productos milagrosos se realiza mediante el correo basura o spam.

Otro problema preocupa a Europol: aprovechando las campañas de vacunación en varios países del mundo, los estafadores podrían intentar introducir, esta vez en el mercado legal, sus falsas dosis de vacunas.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.