Saltar al contenido principal

El proceso de destitución: un arma rara, menos contra Trump

El prersidente estadounidense Donald Trump, en la Casa Blanca, el 22 de mayo de 2019
El prersidente estadounidense Donald Trump, en la Casa Blanca, el 22 de mayo de 2019 Jim WATSON AFP
4 min
Anuncios

Washington (AFP)

Donald Trump está a un paso de convertirse en el primer presidente de Estados Unidos en ser sometidos dos veces a juicio político cuando la Cámara de Representantes abra este miércoles el debate sobre la acusación de que incitó a asaltar el Capitolio una semana atrás.

- ¿En qué consiste el proceso? -

La Constitución prevé que el Congreso puede destituir al presidente (o al vice o a los jueces federales) en caso de "traición, corrupción u otros crímenes y delitos importantes".

El procedimiento se desarrolla en dos etapas.

Primero, la Cámara de Representantes investiga y vota, por mayoría simple (218 votos en 435), los artículos de acusación que detallan los hechos que se le reprochan al presidente, procedimiento que se conoce como "impeachment" en inglés.

Y, en caso de que el presidente sea formalmente acusado, el Senado inicia el juicio político.

Al término de los debates, los 100 senadores se pronuncian sobre cada artículo de la acusación. Se requiere una mayoría de dos tercios para condenar al presidente. En caso de aprobarse, la destitución es automática e irreversible. Si no se llega a los votos necesarios, el mandatario es declarado inocente.

Los senadores pueden votar después, con una mayoría simple, otras penas, como la prohibición de presentarse a un nuevo mandato.

- ¿Cuáles son los antecedentes? -

Otros tres procesos ya tuvieron lugar en la historia de Estados Unidos, aunque todos acabaron con una absolución.

Dos presidentes fueron acusados, pero finalmente declarados inocentes: los demócratas Andrew Johnson, en 1868; y Bill Clinton, quien fue denunciado por "perjurio" en 1998, en el marco de su relación con la becaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky.

En diciembre de 2019, Donald Trump ya fue acusado en la Cámara de Representantes por abuso de poder y obstrucción de la labor del Congreso.

Estaba acusado de haber pedido a Ucrania que realizara investigaciones sobre el hijo de su rival demócrata, Joe Biden, a cambio de desbloquear una ayuda militar crucial para este país en guerra.

El Senado, de mayoría republicana, le absolvió el 5 de febrero de 2020 tras dos semanas de juicio.

El republicano Richard Nixon, en 1974, prefirió renunciar para evitar su segura destitución por el Congreso a raíz del caso Watergate.

- ¿Cómo se juzga a un expresidente? -

Si la Cámara vota por acusar a Donald Trump, su juicio tiene muy pocas posibilidades de realizarse antes de que su sucesor demócrata, Joe Biden, jure su cargo dentro de siete días.

Pese a que la Constitución no dice nada al respecto, un precedente histórico podría servir de ejemplo: en 1876, el ministro de la guerra William Belknap fue juzgado por corrupción tras haber dejado su cargo. Los senadores discutieron ampliamente para saber si eran competentes, y finalmente decidieron absolverle.

Como la Constitución no fija ningún calendario, la Cámara podría esperar antes de transmitir el expediente de acusación al Senado, dejándole tiempo así para confirmar el nuevo equipo de gobierno y validar las primeras medidas de Joe Biden.

- ¿Cuáles son los resultados posibles? -

El Senado está dividido en igualdad perfecta entre los 50 legisladores demócratas y 50 republicanos. La mayoría de dos tercios parece entonces difícil de alcanzar, teniendo en cuenta que en el caso ucraniano, apenas un senador republicano votó con los demócratas.

Pero algunos legisladores republicanos consideran a Trump el máximo responsable por la invasión del Capitolio y querrían deshacerse de la influencia que ejerce sobre el partido.

De acuerdo al diario The New York Times, el líder republicano en el Senado, el influyente Mitch McConnell, vería incluso con buenos ojos el proceso iniciado.

En teoría el senador McConnel podría convocar a una sesión de emergencia debido a que la Cámara está en receso hasta el martes o incluso instar a su bancada en votar contra Trump aún cuando Biden ya lo haya relevado.

En el caso de que sus legisladores de abstuvieran en gran cantidad, una condena no sería del todo imposible.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.