Saltar al contenido principal

Cumbre de dirigentes del Golfo en Arabia Saudita para resolver la crisis con Catar

El príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salmán (dcha) da la bienvenida al emir de Catar, el jeque Tamim bin Hamad Al-Thani en Al Ula, Arabia Saudita, el 5 de enero de 2021
El príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salmán (dcha) da la bienvenida al emir de Catar, el jeque Tamim bin Hamad Al-Thani en Al Ula, Arabia Saudita, el 5 de enero de 2021 Bandar Al-Jaloud Saudi Royal Palace/AFP
4 min
Anuncios

Al-Ula (Arabia Saudita) (AFP)

Los dirigentes de los países del Golfo celebran el martes en Arabia Saudita una cumbre que despierta esperanzas de avances en la crisis con Catar, boicoteado desde hace más de tres años por sus vecinos, al día siguiente de que Riad anunciara la reapertura de sus fronteras con ese país.

En junio de 2017, Arabia Saudita y tres países aliados (Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto) rompieron sus lazos con Doha, acusándolo de apoyar a grupos islamistas, de mantener buenas relaciones con sus adversarios iraníes y turcos o de sembrar desorden en la región.

Los cataríes, que siempre desmintieron estas acusaciones, dicen ser víctimas de un "bloqueo" y de un ataque a su soberanía.

Después de tres años y medio de boicot y de mensajes hostiles a través de medios de comunicación, Kuwait, mediador del Golfo, reveló el lunes por la noche que Arabia Saudita, peso pesado de la región y primer exportador mundial de petróleo, aceptó reabrir todas sus fronteras y su espacio aéreo a Catar.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que se reúne el martes nació hace 40 años con la ambición de acercar políticamente, económicamente y militarmente a sus miembros (Arabia Saudita, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Omán y Kuwait).

Símbolo del acercamiento actual, el emir de Catar, jeque Tamim bin Hamad Al Thani, llegó el martes a Al Ula, en el noroeste de Arabia Saudita, para participar en su primera cumbre del CCG desde 2017.

El dirigente del emirato gasista fue recibido con un abrazo por el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salmán, en la pista del aeropuerto, según imágenes del canal de televisión de Estado saudita Al Ekhbariya.

La ruptura con Catar fue acompañada con medidas de represalia: cierre de las fronteras y del espacio aéreo a los vecinos de Catar y restricción a los desplazamientos de cataríes, lo que en ocasiones provocó la separación de familias mixtas.

- "Reinicio" -

El cuarteto había formulado 13 condiciones para retomar las relaciones con Doha, en especial el cierre de la cadena de televisión Al Jazeera, despreciada por numerosos regímenes árabes, y compromisos de poner fin a la financiación de grupos extremistas o el cierre de una base militar turca en Catar.

Doha no cedió ante ninguna de estas peticiones.

Diplomáticos, observadores y algunos artículos de prensa insinuaron que todos estos asuntos de discordia no serían abordados durante la cumbre, lo que parece alejar por el momento la perspectiva de una resolución general de la disputa.

El acercamiento parece comenzar por Arabia Saudita y Catar, pero "los otros se sumarán, aunque sea más tarde", presagió en cambio Bader al Saif, profesor adjunto de Historia en la universidad de Kuwait.

"Todo paso hacia la reconciliación es mejor que nada. El Consejo de Cooperación del Golfo necesita un gran reinicio y puede ofrecer mucho más de lo que ha hecho", dijo en Twitter.

- Kushner presente -

Pese a declaraciones inusualmente positivas en las últimas semanas, los demás países no parecen tan dispuestos como los sauditas a hacer concesiones a Catar.

Emiratos Árabes Unidos, en particular, sigue siendo hostil a Doha, debido a su proximidad con los islamistas de los Hermanos Musulmanes.

Por ahora, la reconciliación resulta ser "esencialmente diplomática", estima Tobias Borck, del centro de reflexión Royal United Services Institute.

Estados Unidos, por su parte, intensificó la presión sobre todos sus socios del Golfo para resolver la crisis con Catar. El objetivo para Washington es aislar más a Irán, a pocos días de que que acabe la presidencia de Donald Trump.

Su yerno y asesor, Jared Kushner, viajó a la región para buscar un acuerdo y asistirá en persona a la firma el martes de este "avance", declaró el lunes un responsable estadounidense.

"Sin lugar a dudas, la administración Trump reivindicará esto como otra victoria", añadió Tobias Borck, precisando no obstante que los rivales del Golfo aún no habían normalizado sus relaciones

Paradójicamente, el aislamiento de Catar permitió al rico emirato aumentar su estrategia de autosuficiencia y acercarse más a Irán y a Turquía.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.