Saltar al contenido principal

Sin fiesta, hubo menos basura: la ventaja de un Año Nuevo discreto en Río de Janeiro

Un puñado de personas celebran el Año Nuevo en la playa de Copacabana, en Rio de Janeiro, Brasil, el 31 de diciembre de 2020
Un puñado de personas celebran el Año Nuevo en la playa de Copacabana, en Rio de Janeiro, Brasil, el 31 de diciembre de 2020 CARL DE SOUZA AFP
2 min
Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

La pandemia de covid-19 obligó a Río de Janeiro a cancelar sus famosas fiestas de Año Nuevo, lo que trajo beneficios para los recolectores de basura y el medio ambiente: este viernes, había 87% menos de basura en la playa de Copacabana que en años anteriores.

Los recolectores de residuos municipales en la capital de la fiesta de Brasil recogieron sólo 6,5 toneladas de basura de la emblemática playa después de una silenciosa Nochevieja, muy por debajo de la media de 50 toneladas de años anteriores, aseguró el servicio municipal de saneamiento, COMLURB.

"No hubo muchas reuniones grandes. La gente respetó la orden de quedarse en casa", dijo el jefe de COMLURB, Flavio Lopes, al sitio de noticias G1.

Río suele ser sede de una de las mayores fiestas de Año Nuevo del mundo, y luego queda con la costa llena de basura la mañana siguiente.

Pero este año, las autoridades cancelaron las festividades anuales, incluyendo el despliegue de fuegos artificiales sobre Copacabana, en un momento en que la pandemia de coronavirus embiste con fuerza Brasil.

El país sudamericano de 212 millones de habitantes registra casi 195.000 muertes por covid-19, la segunda cifra más alta en todo el mundo, después de Estados Unidos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.