Saltar al contenido principal
Coronavirus

OMS insta a Europa a incrementar sus esfuerzos ante avance de la pandemia

Pasajeros de una estación de tren usan máscaras para frenar la propagación del coronavirus, en Malmö, Suecia, el jueves 7 de enero de 2021.
Pasajeros de una estación de tren usan máscaras para frenar la propagación del coronavirus, en Malmö, Suecia, el jueves 7 de enero de 2021. AP - Johan Nilsson
Texto por: RFI
5 min

Europa debe aumentar sus esfuerzos para frenar la pandemia porque los casos aumentan en la región debido a la nueva cepa, aún más contagiosa, pidió este jueves la OMS, en un momento en que otros países, desde Japón a México, también registran un grave incremento de las infecciones.

Anuncios

Según la OMS, la nueva variante del virus "podría reemplazar progresivamente a las que ya están en circulación en la zona, como se ha observado en el Reino Unido y Dinamarca".

Por ello, insistió el director para la región Europa de la OMS, Hans Kluge, hay que generalizar el uso de mascarillas, limitar el número de reuniones, respetar la distancia física y el lavado de manos, y combinar estas medidas con sistemas adecuados de detección y de aislamiento de los pacientes.

“No hay más remedio que interrumpir las interacciones gregarias que generan más transmisión, y para lograrlo se necesitan medidas más draconianas o de confinamiento domiciliario o de ampliación del toque de queda y grandes restricciones en las actividades y en los horarios de aquellas actividades que impliquen el posible contacto de personas”, dice a RFI el epidemiólogo Dr. Daniel López Acuña Licenciado en Medicina, Máster y Doctor en Salud Pública. “Yo creo que Europa se va a beneficiar más de una acción contundente, corta, de unas cuatro semanas de confinamiento que permita verdaderamente cambiar la pendiente de la curva y doblegarla que de medidas tibias que van a cronificar la situación, que no es lo que se requiere para poder vacunar y concentrarnos en la vacunación. Lo más peligroso es difundir voluntaria o involuntariamente esa percepción de falsa seguridad, porque hay una vacuna. Porque vamos a tardar siete u ocho meses cuando menos para alcanzar esa inmunidad del grupo que necesitamos para tener la protección colectiva”, agrega López Acuña quien es miembro de la OMS desde 1986.

Hasta ahora, 22 países de la zona Europa de la OMS, que incluye a un total de 53, han registrado casos vinculados a esta nueva cepa, que según los primeros estudios está respondiendo a las vacunas, indicó la OMS.

Europa, la región más afectada por la pandemia, ya registró casi 28 millones de casos de coronavirus y más de 600.000 fallecidos, según un recuento de la AFP basado en cifras oficiales.

“Luego de la permisividad que hubo en las festividades navideñas, estamos entrando de lleno a una tercera ola que acontece con una incidencia muy alta, que nunca bajó, como fue el caso durante la primera ola. Lo cual nos sitúa ante contagios con más probabilidad de transmitir la enfermedad que lo que había en el verano”, explica López Acuña. “Y esta combinación de factores es lo que hace que la situación sea sumamente peligrosa. El Reino Unido tiene en estos momentos una incidencia que supera los 900 por 100.000 habitantes. También la República Checa tiene una incidencia de más de 1000. Tenemos muy claro que son aquellos países que han aplicado medidas más drásticas de confinamiento, como Irlanda, por ejemplo, que lograron reducir la pendiente de la curva. En resumen, no es un tema que se deba a una variable, pero ciertamente está bastante descontrolado y con un gran problema sobre la presión asistencial en hospitales, en unidades de cuidados intensivos y en la propia atención primaria”.

Numerosos países ven día a día cómo las cifras vuelven a agravarse y sin sentir que salieron de la segunda ola, se ven inmersos en la tercera.

En el Reino Unido, donde se detectó esta nueva cepa, está en vigor un nuevo confinamiento en todas las regiones. El país es el más castigado de Europa por la pandemia, con más de 77.000 decesos.

Los hospitales de Inglaterra contemplan trasladar a algunos pacientes a residencias de ancianos u otros centros debido a un aumento exponencial de casos que amenaza con saturar el sistema, informaron el jueves responsables médicos.

“Europa entera ha experimentado una segunda ola muy intensa, en parte porque algunos países habían tenido una baja penetración del virus en la primera ola, pero en otra parte y muy importante, porque se bajó la guardia tanto en las acciones sanitarias, de diagnóstico precoz, de rastreo exhaustivo y de aislamiento de asintomáticos positivos, como obedece también a la relajación excesiva de medidas, a la permisividad en torno a los festejos navideños y a las campañas comerciales de Navidad”, dice López Acuña. “A todo esto se agrega la llamada variante británica transmisión con más velocidad, más rápidamente, no más letal, no más severa, pero sí más contagiosa. Cuando agregamos el invierno y su crudeza, las temperaturas más bajas, el mayor número de actividades en interiores poco ventilados, la relajación y el bajar un poco la guardia en cuanto a las medidas sanitarias de diagnóstico precoz, rastreo y aislamiento, tenemos el caldo de cultivo, el cóctel para que se produzca todo esto”.

En España, el gobierno admite que el aumento de contagios genera "muchísima preocupación".

"Vienen semanas complicadas y hay que volver a tener la guardia muy alta", advirtió el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este jueves. Pero un confinamiento de la población "no está en la mente nuestra ni es una medida que contemplemos en estos momentos", agregó.

Varias regiones del país, competentes en materia de salud, han endurecido las restricciones y mantenido la prohibición de entrar y salir de una zona sin autorización.

Con AFP. Entrevista del epidemiólogo Dr. Daniel López Acuña realizada por Carlos Pizarro.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.