Saltar al contenido principal
Reino Unido

‘Lockdown 3”, el Reino Unido vuelve a confinarse

Una vista de la calle High Street desierta en medio del confinamiento por coronavirus (COVID-19) en St Albans, Gran Bretaña, 5 de enero de 2021.
Una vista de la calle High Street desierta en medio del confinamiento por coronavirus (COVID-19) en St Albans, Gran Bretaña, 5 de enero de 2021. REUTERS - MATTHEW CHILDS

Ante la alarmante propagación de la nueva variante del virus, entre un 50% y un 70% más contagiosa según los científicos británicos, y el riesgo de colapso del sistema sanitario, el primer ministro británico Boris Johnson amplió y endureció para toda Inglaterra el confinamiento que ya estaba vigente para tres cuartas partes de la población

Anuncios

Boris Johnson no tenía una opción diferente a la de ordenar un nuevo confinamiento nacional, o “Lockdown 3”. 

Las cifras de los últimos siete días preocupan a los médicos y a los científicos del grupo SAGE (El Grupo Asesor Científico para Emergencias, por sus siglas en inglés)  que asesoran al gobierno, ya que la nueva variante británica del coronavirus ha resultado ser hasta un 70% más contagiosa que la primera de marzo de 2020 y que está dejando más de 50 mil nuevos contagios identificados diariamente en la última semana, casi un 50 por ciento más que la semana anterior.

Los fallecimientos están en una media de 741 diarios, que representan un 20% más que hace 7 días. Casi un 90% de las camas en los hospitales de Reino Unido están ocupadas con esta nueva ola del virus, y con la posibilidad de que colapsen en las próximas 3 semanas por los casos que dejará el reciente contacto entre familias y amigos en las fiestas de navidad.

Las nuevas restricciones que comenzarán el miércoles se prolongarán hasta al menos hasta mediados de febrero e incluyen el cierre de escuelas, colegios y universidades en todo el país, una medida que el Premier no quería tomar pero que se ha visto obligado a implementar, ante la reciente evidencia científica de que la nueva cepa británica se propaga con mayor facilidad entre menores de edad que luego la transmiten a sus familias. Una decisión que tranquiliza a los sindicatos profesores y a los mismos padres que se mostraban preocupados por el regreso al colegio.

En su anuncio, Boris Johnson hizo énfasis en que el país entra en las semanas más cruciales de la pandemia y que por esa razón, todos los ciudadanos deben quedarse en casa con la única excepción de salidas para compras esenciales en supermercados o farmacias, realizar trabajos que no se puedan hacer desde casa o hacer ejercicio.

No obstante, el primer ministro se mostró optimista de que a mediados de febrero la situación cambie, gracias al plan del gobierno de vacunar a los cerca de 17 millones de adultos mayores de 70 años y a las personas de alto riesgo con enfermedades base, que representan cerca del 80% de los más de los 75.000 fallecimientos que ha dejado esta pandemia.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.