Saltar al contenido principal

La cadena de suministro en Irlanda del Norte, al borde del "colapso" por el Brexit

Camiones llegan desde Escocia y desembarcan en el puerto de Larne en el condado de Antrim, en Irlanda del Norte, el 1 de enero de 2021
Camiones llegan desde Escocia y desembarcan en el puerto de Larne en el condado de Antrim, en Irlanda del Norte, el 1 de enero de 2021 Paul Faith AFP/Archivos
2 min
Anuncios

Dublín (AFP)

La provincia británica de Irlanda del Norte ve su cadena de suministro "a días del colapso" debido a que los nuevos controles posbrexit están frenando los flujos de carga, advirtió el lunes una asociación de transporte por carretera.

Los supermercados "están teniendo considerables dificultades" para llenar sus estantes desde el 1 de enero, cuando finalizó el período de transición pobrexit y se introdujeron nuevos controles aduaneros, dijo a la AFP John Martin, responsable para Irlanda del Norte de la Road Haulage Association (RHA).

"Algunas empresas han decidido dejar de suministrar a Irlanda del Norte debido a la incertidumbre o a los retrasos", explicó.

Los volúmenes de carga, impactados también por las restricciones ligadas a la pandemia, representan "entre un 30 y 40% del volumen normal" y el sistema "está literalmente a días del colapso", advirtió.

La cadena de supermercados Sainsbury's informó la semana pasada que "un pequeño número de productos" estaba "temporalmente indisponibles" en Irlanda del Norte "mientras se confirman los trámites fronterizos".

Los efectos de Brexit se empezaron a sentir a partir del 1 de enero, cuando el Reino Unido abandonó completamente el mercado común y la unión aduanera europea.

Sin embargo, gracias a un acuerdo especial, Irlanda del Norte sigue funcionando dentro de la unión aduanera y el mercado único para evitar el resurgimiento de una frontera dura con la vecina República de Irlanda, país miembro de la UE.

No obstante, según Martin, las empresas prefieren no exportar a Irlanda del Norte y los agentes de aduanas hacen frente a un nuevo programa diseñado por el gobierno británico para gestionar los documentos de importación que ha alcanzado "su máxima capacidad".

Entre el viernes y el martes, la compañía de ferries Stena Line canceló cuatro cruces entre Dublín y Gales, subrayando que "los problemas en la cadena de suministro han llevado a una caída significativa de los volúmenes de carga".

Y la semana pasada, la agencia tributaria irlandesa señaló que muchos importadores habían "subestimado significativamente los preparativos para el Brexit".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.