Saltar al contenido principal
Estados Unidos

El ‘impeachment’ de Trump pasa al Senado, que se pronunciará a partir del martes

"Como todos ustedes quedé estupefacto y profundamente entristecido por la calamidad en el capitolio la semana pasada”, aseguró Donald Trump.
"Como todos ustedes quedé estupefacto y profundamente entristecido por la calamidad en el capitolio la semana pasada”, aseguró Donald Trump. AP - Gerald Herbert
Texto por: RFI
3 min

La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, votó a favor del juicio político del mandatario republicano por 232 votos contra 197. El juicio del Senado estadounidense respecto a la destitución del presidente Donald Trump se demorará hasta el próximo martes como mínimo, la víspera de la salida del magnate neoyorquino del despacho oval.

Anuncios

Con Xavier Vila, corresponsal de RFI en Washington

Donald Trump, que cederá el poder al demócrata Joe Biden el 20 de enero, fue inculpado por la Cámara Baja de "incitar a la insurrección" en la toma del Capitolio por sus partidarios la semana pasada, que dejó cinco muertos y conmocionó al país y al mundo.

El juicio del Senado estadounidense respecto a la destitución del presidente Donald Trump se demorará hasta el próximo martes como mínimo, la víspera de la salida del magnate neoyorquino del despacho oval.

El aplazamiento fue decidido por el aún líder republicano en la cámara alta, Mitch McConnell.

"Dadas las reglas (...) simplemente no hay posibilidad de que concluya un juicio justo o serio antes de que el presidente electo Biden jure el cargo la próxima semana", dijo el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, en un comunicado.

McConnell maniobra así para defender a los senadores republicanos que más adelante voten contra un Trump que ya no será presidente y que se garantiza que -de concretarse la destitución- no pueda concurrir de nuevo a unos comicios.

Un fiel aliado que se da vuelta

Tras cuatro años de fidelidad absoluta, McConnell se plantea ahora votar contra Trump consciente del repudio generado entre los donantes del partido a la incitación a la insurrección que el aún presidente hizo a sus seguidores, y que acabó con el asalto al Congreso del pasado día 6 de enero por el que la Cámara de Representantes ha aprobado destituirlo esta madrugada por 232 votos a favor -entre ellos 10 del partido del presidente- a 197 en contra.

Una incitación a la insurrección de la que Trump ha querido desmarcarse sin mencionar el proceso de destitución que sufre.

“Condeno inequívocamente la violencia que vimos la semana pasada. La violencia y el vandalismo no tienen ningún lugar en nuestro país ni en nuestro movimiento. Como todos ustedes quedé estupefacto y profundamente entristecido por la calamidad en el Capitolio la semana pasada”, aseguró.

Trump añadía que ha instruido a las autoridades federales a utilizar todos los recursos necesarios para garantizar el mantenimiento del orden público durante el traspaso de poder previsto para el miércoles 20 de enero.

Mientras tanto, Washington, bajo estrictas medidas de seguridad, lucía irreconocible. El tráfico en las principales avenidas estaba bloqueado, había vallas de metal protegiendo edificios públicos, incluida la Casa Blanca, y miles de efectivos de la Guardia Nacional patrullaban armados.

 Imágenes impactantes mostraron a decenas de reservistas militares que pasaron la noche en el Capitolio, y seguían durmiendo incluso cuando llegaron los legisladores.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.