Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Reacciones internacionales al asalto al Capitolio, entre preocupación y aleccionamiento

Un periódico japonés en Tokio se refiere a los desmanes en el Capitolio.
Un periódico japonés en Tokio se refiere a los desmanes en el Capitolio. Philip FONG AFP
Texto por: RFI
5 min

Mientras las capitales occidentales hicieron énfasis en la necesidad de preservar la democracia y condenaron la violencia ocurrida el miércoles en Washington, China, Irán o Rusia prefirieron resaltar la “fragilidad” y “vulnerable” del sistema estadounidense.

Anuncios

El presidente francés Emmanuel Macron optó por un tono solemne, recordando los lazos históricos que unen las repúblicas de Francia y Estados Unidos e insistiendo en la necesidad de preservar el sistema democrático.

En un video, el presidente Emmanuel Macron declaró: "No cederemos a la violencia de unos pocos que quieren poner en entredicho" la democracia.

"Cuando, en una de las democracias más antiguas del mundo, los partidarios de un presidente saliente cuestionan, por la fuerza de las armas, los resultados legítimos de una elección, es una idea universal: la de un hombre, un voto, la que se está echando por tierra", agregó. Para Macron "lo que pasó hoy en Washington no es estadounidense".

Desde Alemania, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, instó a los seguidores de Donald Trump a "dejar de pisotear la democracia", añadiendo que "las palabras incendiarias se convierten en acciones violentas".

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, denunció "escenas vergonzosas" y exhortó a una "transición pacífica" del poder al demócrata Joe Biden.

“La democracia estadounidense cojea de ambos pies”

La tonalidad contrasta con las reacciones de regímenes de otros actores internacionales. Desde Rusia, el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Rusia puso en duda el estado de la democracia norteamericana y puso en entredicho la realidad de la derrota de Donald Trump.

"La parte que perdió tiene razones más que suficientes para acusar a los ganadores de falsificaciones, es evidente que la democracia estadounidense cojea de ambos pies", declaró en Facebook Konstantin Kosachev.

Irán, de su lado, no se privó de ver en las imágenes del Capitolio una prueba de la debilidad del sistema democrático occidental.  

"Lo que hemos visto en Estados Unidos ayer (miércoles) por la noche y hoy muestra, ante todo, cómo la democracia occidental es vulnerable y frágil", dijo el presidente iraní Hassan Rohani, en un discurso retransmitido por televisión.

China ironiza

China optó por la ironía, estableciendo un paralelismo entre la situación en Washington y las protestas prodemocracia en Hong Kong. Comentado la intrusión en el Capitolio de los partidarios de Trump y el caos que se produjo el miércoles, una portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, dijo que las escenas eran "familiares" con los acontecimientos de Hong Kong.

Esta vez, sin embargo, "la reacción de algunas personas en Estados Unidos, incluidos algunos medios de comunicación, es completamente diferente", señaló Hua.

"En el momento en que describieron a los violentos manifestantes de Hong Kong, ¿qué palabras usaron? [...] 'un buen espectáculo'", dijo la portavoz.

En Twitter, que está bloqueado en China, el periódico nacionalista Global Times retomó el mismo argumento, con fotos frente a frente de las intrusiones en el Capitolio y el Legco.

 

 

En América Latina, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela del gobierno de Nicolás Maduro estimó que  "Estados Unidos padece lo mismo que han generado en otros países con sus políticas de agresión".

El régimen venezolano deplora la "polarización política" en EEUU

Venezuela "condena la polarización política y aspira que el pueblo estadounidense pueda abrirse un nuevo camino hacia la estabilidad y la justicia social", señala el texto.

 

Por su parte el líder opositor Juan Guaidó estimó en Twitter que el "ataque al Capitolio es el ataque a la democracia".

En cuanto al presidente brasileño Jair Bolsonaro, un aliado de Trump, evitó criticar la violencia provocada en el Congreso por los partidarios de su par estadounidense este miércoles y se mostró comprensivo con las acusaciones de fraude electoral que motivaron los desmanes.

Hubo "muchas denuncias de fraude" en las elecciones del 3 de noviembre, en las que el demócrata Joe Biden derrotó a Trump, dijo.

 

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.