Saltar al contenido principal
FUERZA BARKHANE MALI

La fuerza francesa Barkhane, golpeada de nuevo en Malí, mueren dos soldados

La sargento Yvonne Huynh y el brigadista Loïc Risser, dos soldados franceses muertos en la explosión de una bomba en Malí. Foto publicada el 3 de enero de 2021 por el servicio de prensa  del ejército francés.
La sargento Yvonne Huynh y el brigadista Loïc Risser, dos soldados franceses muertos en la explosión de una bomba en Malí. Foto publicada el 3 de enero de 2021 por el servicio de prensa del ejército francés. © Chef de état-major de la Armée de Terre
Texto por: RFI
5 min

En Malí, dos soldados de la fuerza francesa Barkhane fueron asesinados este sábado 2 de enero en Malí. Según una declaración de la presidencia francesa, su vehículo fue objeto de un ataque con un artefacto explosivo improvisado durante una misión de inteligencia en la región de Ménaka.

Anuncios

La fuerza francesa Barkhane, que combate a los yihadistas en el Sahel, fue golpeada mortalmente en Malí, donde dos soldados murieron en la explosión de un artefacto artesanal, cinco días después de la muerte de tres militares en las mismas circunstancias.

El presidente francés, Emmanuel Macron, "tuvo conocimiento con gran tristeza" de la muerte, en la región de Menaka (noreste), de la sargento Yvonne Huynh y del brigada Loïc Risser", ambos del segundo regimiento de húsares de Haguenau, cerca de Estrasburgo (este), anunció la presidencia francesa en un comunicado.

Yvonne Huynh, de 33 años y madre de un niño, es la primera mujer del ejército francés que muere en el Sahel desde el inicio de la operación antiyihadista Serval en 2013. Loïc Risser tenía 24 años. Un tercer soldado fue herido pero está fuera de peligro.

  

 

Con estos dos fallecidos, son ya 50 los militares franceses que han perdido la vida en el Sahel desde 2013 en las operaciones Serval y Barkhane, precisó el Estado Mayor de los ejércitos.

El sábado, un vehículo blindado ligero fue "blanco de un ataque con un artefacto explosivo artesanal durante una misión de reconocimiento e inteligencia", precisaron la presidencia francesa y el Estado Mayor.

Macron aseguró que los dos soldados "murieron por Francia en el cumplimiento de su deber". "Comparte el dolor de sus familias, de sus allegados y de sus hermanos de armas y les asegura el agradecimiento y la solidaridad de la Nación", según el comunicado de la presidencia.

Soldados franceses de la fuerza Barkhane patrullando en Malí (foto de ilustración).
Soldados franceses de la fuerza Barkhane patrullando en Malí (foto de ilustración). © AFP/Pascal Guyot

El jefe del Estado también reiteró la "determinación de Francia en el combate contra el terrorismo", cinco días después de otro ataque mortal contra la fuerza Barkhane en el centro de Malí.

Tres soldados del primer regimiento de rastreadores de Thierville-sur-Meuse (este) fueron víctimas de una bomba artesanal en un ataque reivindicado por el Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes (GSIM), afiliado a Al Qaida.  

La sargento Huynh, nacida en Trappes, cerca de París, realizaba su segunda misión en Malí, mientras que era la tercera de su compañero, el brigada Risser, nacido en Saint-Louis (este).

El segundo regimiento de húsares está especializado en la infiltración con vehículos, observación a distancia e inteligencia.

Estos ataques se producen en un momento en que Francia baraja reducir los efectivos de la fuerza Barkhane y está abierta a negociar con los grupos del Sahel, con excepción de Al Qaida y el grupo Estado Islámico.

¿Diálogo con los yihadistas? 

La fuerza Barkhane, que está presente en cinco países del Sahel, ha sido reforzada con 600 soldados, con lo que el total de efectivos se elevaba a 5.100 en 2020. Ha reivindicado la "neutralización" de decenas de yihadistas en las últimas semanas, junto con la fuerza del G5 Sahel.

Ante la persistencia de la violencia yihadista, que se suma a los conflictos intercomunitarios, las autoridades de transición de Malí no excluyen negociar con los grupos armados, al igual que hizo el expresidente Ibrahim Boubacar Keita, depuesto por un golpe en agosto.

En un comunicado en el que reivindicó el ataque del lunes, el GSIM, principal alianza yihadista en el Sahel, instó a la retirada de la fuerza Barkhane.

En dicho comunicado, también mencionó las caricaturas de Mahoma y la defensa adoptada por el presidente Macron de su publicación en nombre de la libertad de expresión, así como la política del gobierno francés con los musulmanes de Francia.

Francia excluye cualquier negociación con la dirección del GSIM que "responde a la jerarquía central de Al Qaida", anunció el 21 de diciembre una fuente de la presidencia francesa.

En cambio, está más abierta con algunos miembros del GSIM que "tienen una agenda mucho más nacional, a menudo oportunista y a veces regional", agregó dicha fuente.

(Con la AFP)

  

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.