Marruecos

Llega a Rabat el primer vuelo comercial directo entre Israel y Marruecos

Foto de archivo: Jared Kushner, yerno y consejero del presidente estadounidense, Donald Trump, llegando al aeropuerto de Abu Dhabi tras el primer vuelo de los Emiratos Árabes Unidos a Israel el 31 de agosto de 2020.
Foto de archivo: Jared Kushner, yerno y consejero del presidente estadounidense, Donald Trump, llegando al aeropuerto de Abu Dhabi tras el primer vuelo de los Emiratos Árabes Unidos a Israel el 31 de agosto de 2020. KARIM SAHIB AFP/File

El primer vuelo comercial directo entre Israel y Marruecos aterrizó este martes por la tarde en Rabat, llevando a bordo a Jared Kushner, yerno y consejero del presidente estadounidense, Donald Trump, y a un enviado del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Anuncios

Con nuestra corresonsal en Marruecos, Beatriz Mesa, y AFP.

La imagen de la popular mano de Fatima y la palabra Paz en hebreo impresos sobre el avión que ha realizado su primer viaje desde Israel a Marruecos han simbolizado la reanudación oficial de las relaciones bilaterales entre el Estado hebreo y el Estado marroquí. 

Este primer vuelo se ha producido tras el anuncio el pasado 10 de diciembre de la Casa Blanca de reconocer la soberanía marroquí sobre el territorio del Sáhara Occidental, disputado por el movimiento independentista del Frente Polisario que se sitúa en el exilio argelino desde hace más de 40 años. 

Este espaldarazo de los Estados Unidos a la integridad territorial del Marruecos tiene como consecuencia ha permitido que los más de 70.000 israelíes que viajan cada año al Reino Alaluí lo hagan de manera directa. Igualmente se abre un inmenso abanico de oportunidades en las ciudades del Sáhara Occidental como el Aiún o Dajla. 

La reestructuración del sector de los fosfatos, la promoción del sector agrícola y de la pesca marítima; el desarrollo del eco-turismo además de los proyectos relacionados con las energías renovables— la solar y eólica—son sólo algunos de los nichos que el país magrebí ofrece a sus socios y valedores de la Unidad Nacional. 

Sáhara occidental y Palestina

Tras la decisión de Trump de reconocer la soberaní marroquí en el Sahara occidental, la ONU indicó que su posición sobre el Sahara Occidental se mantiene "sin cambios".

El Sáhara Occidental fue escenario de un conflicto hasta 1991 entre Marruecos, que se anexionó el territorio en 1975, y el Frente Polisario, que, con el apoyo de Argelia, reclama la independencia de esta extensión desértica de 266.000 km2.

Marruecos, que controla aproximadamente dos tercios de la excolonia española, quiere una "autonomía bajo control", mientras que el Frente Polisario reclama un referéndum de autodeterminación.

El acuerdo entre Marruecos e Israel propone además la apertura de un consulado estadounidense en el Sáhara Occidental y un programa de inversiones estadounidenses --colosal según la prensa marroquí--, la reapertura de oficinas diplomáticas en Tel Aviv y Rabat, cerradas desde principios de los años 2000, y el desarrollo de la cooperación económica bilateral.

Al igual que el Sáhara occidental, el apoyo a los palestinos es considerado una "causa nacional" en Marruecos.

Según la agencia de prensa oficial MAP, dos manifestaciones propalestinas fueron prohibidas la semana pasada en Rabat, con una impresionante movilización de las fuerzas del orden.

Los palestinos se oponen a estos acuerdos al estimar que la normalización de las relaciones entre Israel y el mundo árabe debería hacerse únicamente tras un acuerdo de paz israelo-palestino y no antes.

Israel cuenta con cientos de miles de judíos de origen marroquí y en Marruecos aún vive la comunidad judía más importante del norte de África.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas